¡Chicotazo de Chivas al América!

Con un soberbio gol de Cristian Calderón, las Chivas toman ventaja de 1-0 sobre las Águilas; la vuelta se disputará el sábado en el Estadio Azteca y al Guadalajara le basta meter uno para obligar al Nido de Coapa a hacer tres anotaciones

0
90

POR JOSÉ VIEYRA

 

Las Chivas tuvieron en Cristian Calderón a su as bajo la manga, ¡y ganaron el Clásico nacional ante el América!

Un golazo del “Chicote” al 81′ le dio al Guadalajara el triunfo 1-0 frente a las Águilas, ante casi 6 mil espectadores en el Estadio Akron.

Calderón disparó de larga distancia, un fierrazo con la zurda ante la complaciente marca de Rubén González. La pelota se clavó en el ángulo superior derecho del marco de Guillermo Ochoa.

El gol cayó al 81′, pero el triunfo de las Chivas se gestó a partir del minuto 54′.

Víctor Manuel Vucetich entendió que su equipo requería una sacudida en el esquema. América había sido mejor, con un par de disparos de Giovani dos Santos y sobre todo otro par de jugadas de Henry Martín, siempre superado por Raúl Gudiño tanto en un cabezazo como en un mano a mano, tras una pérdida de balón de Jesús Molina.

No le importó al “Rey Midas” la mala noche de Molina. Le dio la confianza al dejarlo como único contención a partir del 54′, minuto en que mandó a la cancha a Cristian Calderón por Fernando Beltrán.

Chivas arriesgó al quedarse con un solo mediocentro, pero ganó en hombres a la ofensiva. Como volantes interiores quedaron Isaac Brizuela y Jesús Angulo, encargados de lanzar a los veloces Uriel Antuna y “Chicote”, con Oribe Peralta como punta.

Eso le dio profundidad a Chivas. En esos 9 minutos, antes de que el América también modificara, se produjeron el cabezazo de Hiram Mier, dos aproximaciones de Antuna, el tiro de Calderón, el de Miguel Ponce y otro más de Angulo.

El partido le exigía ajustes a Miguel Herrera. Sacó a Giovani dos Santos y a Henry Martín. Los sustitutos Federico Viñas y Nicolás Benedetti (quien reapareció tras la cirugía meniscal) controlaron mejor el balón, lo circularon con más intención y pronto los azulcremas equilibraron el partido.

El gol cayó justo cuando Chivas había perdido, una vez más, el rumbo. Nuevamente el Rebaño era mero espectador cuando cayó ese zapatazo del “Chicote”, para beneplácito de los casi 6 mil asistentes.

El gol es oro puro, como le gusta al “Rey Midas”. ¿Por qué? Porque Guadalajara clasificará a semifinales si empata el sábado en el Estadio Azteca, pero además porque por cada anotación que marque obliga al club azulcrema a imponerse por dos tantos de diferencia. Nada mal.

El “Piojo”, especialista en Clásicos, sufrió su segunda derrota en 12 partidos ante el Rebaño, en el peor momento porque es la primera vez que lo enfrenta en una liguilla.

La nación rojiblanca tiene motivos para festejar. América debe apelar a su historia para buscar la remontada, en un partido en el que deberá ser alentado a la distancia porque, a diferencia de lo que ocurrió en el Akron, no habrá gente en el Azteca el sábado a las 9:06 pm.