¿Por qué la FGJCDMX, Fedapur y la SEP no aplican la ley en el Colegio Héroes de Chapultepec?

La directora Maricela Franco Razo convoca a una reunión con padres de familia… no para informarles del inicio presencial de clases, ni para explicarles las estrategias escolares con el uso de la tecnología…. No, nada de eso, la junta fue para disque brindar ‘certeza jurídica’ sobre el verdadero dueño del edificio, pero no lo logró, pues cayó en contradicciones… ¿Y la aplicación de la justicia de las autoridades correspondientes? Bien, gracias

0
256

POR EL TOPO

 

El caso del Colegio Héroes de Chapultepec todavía no tiene una resolución de parte de las autoridades correspondientes.

Hasta el momento la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), encabezada por Ernestina Godoy Ramos, la Fodepur y la Secretaría de Educación Pública (SEP), bajo el mando de Esteban Moctezuma Barragán, no aplican la ley en este caso en perjuicio del buen funcionamiento del Colegio Héroes de Chapultepec por no aplicar la justicia, poniendo en entredicho el trabajo de Ernestina Godoy y de Esteban Moctezuma, quienes siempre están ocupados en actuar con apego a la ley siguiendo la instrucción del Presidente Andrés Manuel López Obrador: “Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”.

Eso viene a colación porque la directora Maricela Franco Razo convoca a una reunión con padres de familia… no para informarles del inicio presencial de clases, ni para explicarles las estrategias escolares con el uso de la tecnología…. No, nada de eso, la junta fue para dar pelos y señales sobre el litigio que lleva sobre la propiedad legítima del inmueble en que está edificado el Colegio Héroes de Chapultepec.

Su plan no era brindar certeza académica, que esa debe ser su prioridad por ser la directora, pero no, su fin era brindar ‘certeza jurídica’ a los padres de familia sobre el verdadero dueño del edificio, pero no lo logró, pues cayó en contradicciones… y ahora hay más dudas que certezas.

 

LAS MENTIRAS DE FRANCO RAZO

El pasado 23 de agosto de 2020, en plena emergencia sanitaria, hizo su reunión para dar respuesta a los cuestionamientos de los conflictos legales que rodearon al plantel el año pasado, así como dar una firme posición del desalojo sufrido en febrero por el Juzgado 38 de lo Familiar de la Ciudad de México… y claro, también para saber si acreditaba ser la legítima dueña del inmueble, del equipo y materiales con los que cuenta la escuela.

Cabe señalar que los padres están conscientes de que durante su gestión nunca se adquirió ese material, por lo que se encuentra también en litigio penal por un profesor que fue su arrendador el año pasado y que hoy en día está en espera de que el juez dicte sentencia favorable y así recuperar lo que le fue arrebatado durante un despojo por parte de Franco Razo.

 

LAS CONTRADICCIONES DE MARICELA FRANCO

A las 10:30 horas del 23 de agosto, la también maestra Maricela Franco explicó a los tutores expresando lo siguiente:

1.- “El desalojo por parte del Juzgado 38 de lo Familiar fue ilegal por parte de personal y juez comprados, mostrando una serie de documentos que, según ella, son la sentencia del juez que la hace ganadora del caso litigado en ese juzgado de lo familiar contra Carmen Lozoya.

2.- “Yo, Maricela Franco Razo, soy dueña del inmueble ubicado en Fray Jesús Almanza número 46, colonia Tepalcates”… y mostró las escrituras que dice son recientes y que pueden verificar, pero cuando los padres se las pidieron para analizarlas inmediatamente les fueron negados… ¿Acaso ocultaba algo?

3.- “Las cosas son mías y no existe caso legal alguno en mi contra”.

Aquí la pregunta que surge es si cada palabra expresada por la Franco Razo es verdad o mentira.

Repito: lo contradictorio es que cuando padres de familia solicitaron ver dichos documentos lo negaron, porque mostrar los papeles, levantarlos y hondearlos como una bandera ganadora basta para ser verdad, eso no es suficiente, era necesario contrastarlo con lo que se encuentra en juzgados y páginas de Internet del sistema judicial y civil, que hasta el día de hoy contradice sus respuestas.

Para muestra un botón: En el Registro de la Propiedad de la CDMX, el inmueble cuenta con escrituras asignadas en 2005 y con el nombre de Carmen Lozoya… y entonces aquí surgen los cuestionamientos: ¿Qué escrituras dice tener Maricela Franco?; ahora, si el desalojo fue ilegal, ¿por qué dejó que sucediera? Y el colmo: si por más de 10 años nunca puso una tapa en los excusados, es cuestionable entonces su respuesta, debido a que los cambios y compra de material fueron en la gestión pasada, misma que fue despojada y que dejó expuesto lo que hoy se busca esconder o sólo mentir ante lo evidente.

‘Certeza jurídica’ es lo que pide cada alumno y padre de familia a la autoridad educativa, pues no se vale que la directora Franco muestre documentos sin valor alguno y alardee de ganar cada juicio sin mostrar legitimidad de cada palabra, pues por si no lo sabe, ella puede decir ‘santo y misa’, pero la decisión final está en los tribunales apegada a la legalidad… ¿o acaso la FGJCDMX y la SEP serán cómplices o harán omisiones ante todos estos hechos y permitirán un año más de incertidumbre?

Alumnos y padres están a la espera de que la SEP, el sistema penal y civil brinden la ‘Certeza jurídica’ que permita saber la verdad sobre la serie de contradicciones de Maricela Franco Razo y terminar de tajo con esta incertidumbre para que los alumnos del colegio continúen con su vida académica de forma tranquila y con la confianza de estar en el marco legal.

 

MARICELA FRANCO, EXPERTA EN DESPOJOS

Dos denuncias por despojo tiene la directora: Una, por el maestro que fue engañado y despojado de su único patrimonio… y lo que es peor: quedarse sin trabajo en esta temporada, en donde Franco Razo, sin mover un solo dedo, sigue recibiendo colegiaturas; La otra, por la legítima dueña del inmueble que tras dársele la posesión física y legal el pasado 18 de febrero, Maricela Franco comete el mismo delito y vuelve a realizar despojo a la legítima dueña… ¿Y las autoridades? Bien, gracias.

Padres y alumnos confían en la decisión del Poder Judicial, en la FGJCDMX, en la Fedapur y en la SEP para dar pronta sentencia y aplicar la ley lo más rápido posible.

Aquí la pregunta que surge es: ¿Qué se tendrá que esperar para que exista justicia por parte de estas dependencias de gobierno?

Por lo menos en el asunto del colegio Rébsamen ya hubo sentencia y consignación de los presuntos responsables… ¿Aquí qué faltará para aplicar la justicia? La respuesta está en manos de la FGJCDMX, Fedapur y la SEP. Estaremos pendientes.