Trabajadores del Metro anuncian movilizaciones por incumplimiento de Serranía

La directora del STC sigue aferrada en provocar una rebelión de los empleados, pues le importa un comino la salud de sus trabajadores, como lo demuestra el hecho de quitarles el servicio médico del Sanatorio Durango… ¡en plena emergencia sanitaria!

0
243

POR EL TOPO

 

Los tambores de guerra entre Florencia Serranía y trabajadores del Metro ya se escuchan con mucha fuerza… y todo porque la directora del Sistema de Transporte Colectivo (STC) incumple con las Condiciones Generales de Trabajo (CGT).

Bien dicen que “prometer no empobrece, dar es lo que aniquila”.

Ante los oídos sordos de Serranía, los trabajadores del Metro anuncian acciones de protesta por afectarles sus prestaciones laborales.

Los más de 14 mil trabajadores del STC-Metro anuncian movilizaciones por incumplir en las prestaciones de salud, como el servicio médico, medicinas, entre otras… y lo que peor: ¡en plena emergencia sanitaria!

Los empleados del Metro muestran unidad y solidaridad, además de expresar que no permitirán por ningún motivo que se violenten sus derechos laborales y de salud, una conquista que se lo han ganado con su trabajo, esfuerzo, dedicación y empeño durante muchos años de labor y de entrega diaria en pro de los millones de usuarios del Metro.

 

EMERGENCIA LABORAL… ¡EN PLENA EMERGENCIA SANITARIA!

Pese a la buena disposición que muestran los trabajadores del Metro para llegar a una solución en sus demandas laborales, Serranía está empeñada en provocar una rebelión de los empleados al no dar solución a las CGT.

Los trabajadores del sistema de transporte de mayor movilidad en la Ciudad de México se encuentran ante una disyuntiva, pues las autoridades del STC los obligan a tomar determinaciones que no quieren ejecutar.

Cabe recordar que el Sindicato Nacional de Trabajadores del STC (SNTSTC) es una organización obrera comprometida con su fuente de trabajo y con los millones de usuarios que diariamente se transportan con el medio de mayor movilidad en la capital del país.

Por lo visto las autoridades del Metro, encabezada por Florencia Serranía, buscan que los empleados tomen medidas de defensa de sus derechos laborales y de seguridad social… dicho de otra manera: buscan que los trabajadores caigan en la provocación.

Y es que trasciende en los pasillos de las oficinas del Metro que la administración patronal ya tomó la decisión de violentar las disposiciones establecidas en el Artículo 121 del Reglamento de las CGT al determinar que no renovará el contrato con el Nuevo Sanatorio Durango, institución que brinda el servicio médico especializado y atención hospitalaria, en caso de ser necesario, al personal del Metro, a trabajadores jubilados y a sus respectivas familias.

Con esta resolución de Serranía, se ve que le importa un comino la salud de sus empleados… inconcebible en plena emergencia sanitaria, pues los remite a una clínica de inferior calidad, una situación que reglamentariamente es inadmisible, toda vez que es el Consejo General Médico el que, en caso de terminación o rescisión de contratos con hospitales, clínicas de rehabilitación, farmacias y laboratorios de análisis clínicos actuales, propondrá al ‘SISTEMA’ -para su contratación- nuevos hospitales, clínicas, farmacias y laboratorios de igual o mejor categoría.

Es comprensible que la emergencia sanitaria ha golpeado seriamente los ingresos de la empresa, pero también resulta incuestionable que los recursos para responder por los derechos y prestaciones laborales y de seguridad social ya estuvieron debidamente aprobados en el presupuesto anual del organismo, por lo que nadie está facultado para desviarlos, pues de hacerlo se incurriría en responsabilidad administrativa y hasta de índole penal, pues un órgano de gobierno sólo puede actuar dentro de las facultades asignadas… y por tal razón no es necesario prohibirle actos determinados, pues bastará con no facultarlo para ello.

 

GRAVE ACTO DE PROVOCACIÓN

El llamado no es sólo para los trabajadores, sino también para la administración de la empresa, para que recapacite y actúe con apego a derecho conforme lo establece el Reglamento de las CGT.

De insistirse en violentar lo pactado se estará incurriendo en un grave acto de provocación, por lo que advierten que no permitirán que se afecten sus derechos de seguridad social.

El Comité Ejecutivo Nacional del SNTSTC hace un exhorto a los trabajadores para que estén en constante comunicación con sus delegados y representantes seccionales, pues se analiza tomar acciones ante esta situación crítica que lo propicia Florencia Serranía.

Hacen un llamado a Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, para que tome cartas en el asunto ante la decisión unilateral de Serranía de cancelar el servicio médico del Sanatorio Durango, convenido en las Condiciones Generales de Trabajo desde hace 30 años.