Al estilo Gran Sur, los disidentes atacaron para apoderarse de la planta Cruz Azul Oaxaca

De madrugada y con sus grupos de choque, Víctor Manuel Velázquez Rangel y José Antonio Marín Gutiérrez Gutiérrez entraron a las instalaciones de la cooperativa de forma violenta, pero los trabajadores respondieron y los sacaron de la cementera * En su huida, Marín Gutiérrez atropelló a uno de sus colaboradores

0
279

POR EL TOPO

 

Los disidentes vuelven a las andadas y este miércoles implementaron la misma estrategia que usaron en Gran Sur para de forma violenta apoderarse de la planta de Cruz Azul ubicada en Lagunas, Oaxaca.
Fue el mismo ‘modus operandi’, llegaron con policías estatales a la empresa cementera, de madrugada y con sus grupos de choque.
Víctor Manuel Velázquez Rangel y José Antonio Marín Gutiérrez llegaron con la finalidad de apoderarse del cemento, pues de nada les sirve tener oficinas si no tienen cemento.
Al igual que en Ciudad Cooperativa, en Hidalgo, los propios trabajadores repelieron el ataque y los sacaron de la planta.


En su huida, Marín Gutiérrez atropelló a uno de sus colaboradores, Oliverio Guerrero, por no decir uno de sus principales cómplices.

Con los hechos de este día, se ratifica que Velázquez y Marín son los violentos y que tienen a sus grupos de choque para agredir y atacar a los que consideran sus enemigos, tal y como están de atrincherados en las oficinas de Gran Sur, convertido en un gran búnker, pues nadie entra, ni los propios trabajadores… y pobre de aquel que ose caminar por Gran Sur porque son interrogados y golpeados a diestra y siniestra.

 

DIEZ HERIDOS, SALDO DE LA CONFRONTACIÓN
La Cooperativa Cruz Azul denunció que la mañana de este miércoles, en un acto de violencia, José Antonio Marín, Víctor Manuel Velázquez y grupos de choque atacaron las instalaciones de la planta en la localidad de Lagunas, Oaxaca, un intento que fue detenido por trabajadores y cooperativistas.


Los cooperativistas, encabezados por el presidente del nuevo Consejo de Administración, Federico Sarabia, señalaron que los agresores atacaron con navajas y cuchillos a integrantes de la cementera, lo cual dejó a más de 10 heridos que fueron trasladados a los servicios médicos y hasta el momento se reportan estables.

 

LA VIOLENCIA, ‘MODUS OPERANDI’ DE LOS DISIDENTES
“Rechazamos la violencia con la que el grupo disidente de José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez ejercieron en contra de nuestros compañeros de la planta de Lagunas, Oaxaca.” dijo Federico Sarabia Pozo.
Detallaron que ante el intento de tomar las instalaciones, José Antonio Marín huyó a bordo de una camioneta y sin detenerse, a su paso atropelló a uno de sus principales cómplices, Oliverio Guerrero, quien se encuentra hospitalizado con fractura de cadera.
Los cooperativistas acusaron a Yolanda Ramírez, Héctor Lara Avendaño, Jesús Montoya Barbosa, Gustavo Cruz Vega, Felipe Zorrilla, Adriana de la O, Aaron Hernández y Mario Hernández Beltrán, como presuntos incitadores a la violencia para tomar las instalaciones de Oaxaca.


“Nuestro grupo busca defender el bienestar de la cooperativa, no somos disidentes y no apoyamos actos delictivos. Nos deslindamos de José Antonio Marín, Víctor Manuel Velázquez y Guillermo Álvarez”, refirió Federico Sarabia.

 

LOS HECHOS
Durante las primeras horas de este miércoles, una caravana de policías estatales entró a las instalaciones de la Cooperativa La Cruz Azul ubicada en la comunidad de Lagunas.
Este operativo sorprendió a los trabajadores que aún se encontraban laborando, por lo que se pidió el refuerzo de la base trabajadora que llegaron a defender a los que se quedaron dentro, lo cual desencadenó un enfrentamiento con los empleados disidentes, es decir, quienes respaldan la toma de la cementera.
En el enfrentamiento resultaron heridos dos trabajadores, identificados como Héctor Lara y Oliverio Guerrero, ambos considerados cómplices de los disidentes que de forma ilegal tienen la nueva gerencia nacional de esta cooperativa.


Lara y Guerrero fueron trasladados al hospital de la planta del Cruz Azul Lagunas, pero se encuentran en calidad de retenidos por considerarlos “traidores”, de acuerdo con los trabajadores involucrados en el enfrentamiento.
Además, tras el operativo, integrantes de la base trabajadora retuvieron a varias personas más por considerarlos “porros”, ajenos a plantilla laboral de la cementera.
Los trabajadores de la cooperativa recuperaron las instalaciones e informaron que lograron establecer diálogo con la policía estatal para que se retiraran del lugar tras su aseguramiento, y después pudieran organizarse en grupo para cuidar las entradas y salidas de la cementera.
Los primeros reportes de este hecho indicaron que el operativo de los elementos, adscritos a la SSPO, se realizó sólo como apoyo para acompañar la entrada de la nueva gerencia a las instalaciones.

Y tanto el operativo como la diligencia tienen lugar en el cumplimiento de un acuerdo con fecha del 13 de octubre de 2020 y uno del 18 de septiembre de 2020, suscrito y firmado por el Juez Octavo de lo Civil, en la Ciudad de México, que como ya es sabido es un caso de influyentismo por parte del abogado Rafael Anzures Uribe y operado por su hijo Rafael Anzures Ortiz.
Cabe resaltar que los disidentes Velázquez y Marín quieren ganar en los tribunales lo que no pueden hacer en el interior de la familia cooperativista, pues no son bien vistos, por lo que son rechazados por los trabajadores.


Billy Álvarez era un pretexto, sacarlo de la jugada, como ya lo hicieron… y ahora van contra los socios y trabajadores para apoderarse de la Cooperativa La Cruz Azul… ¿Lo lograrán? La familia cooperativista tiene la última palabra.