El gran reto, el regreso a la normalidad económica y educativa

Delfina Gómez, titular de la SEP, ante un dilema tremendo, pues el Sistema Educativo Nacional está en su mayor encrucijada de las últimas nueve décadas * A volver a clases presenciales con ‘nuevos libros de texto’

POR MARCO ANTONIO FLORES**

 

El Sistema Educativo Nacional se encuentra en su mayor encrucijada de las últimas nueve décadas.

Es un enorme reto para la maestra Delfina Gómez Álvarez, titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), enfrentar la complejidad de cuatro convergencias: su propio “relevo” como titular, apenas hace cuatro meses; la pandemia y la urgencia del regreso a clases presenciales; consolidar la “Nueva reforma educativa” y ahora la introducción de “Libros de texto” con nuevos contenidos.

A poco más de un año de que las escuelas cerraron a nivel mundial debido a la pandemia y aunque en algunos países las clases presenciales se han restablecido, en otros, como es el caso de México, se agravan las pérdidas de aprendizaje generadas por la crisis sanitaria y las desigualdades educativas se han acentuado.

La UNICEF ha informado que dos terceras partes de los países donde los centros educativos y universitarios que permanecían total o parcialmente cerrados hasta el 2 de febrero de 2021 (fecha de los últimos datos analizados) se encuentran en América Latina y el Caribe.

En el caso de Europa Occidental, casi la mitad de las escuelas se encuentra abierta totalmente frente al 27.4% que está parcialmente en funcionamiento de manera presencial y el 18% que continúa sin ofrecer clases presenciales.

“El cierre de las escuelas tiene consecuencias desastrosas para la educación y el bienestar de los niños”, afirma UNICEF y recomienda que los gobiernos hagan todo lo posible para que los niños de todo el planeta puedan asistir a la escuela de forma presencial.

Reza el refrán popular “Eramos muchos y parió la abuela”. Parece ser el caso del Sistema Educativo Nacional. En 2019 se puso en marcha la “Nueva reforma educativa”, por la cual se canceló la evaluación educativa a cargo de un organismo autónomo como lo era el INEE.

En 2020, por la pandemia, se cerraron las escuelas y sólo hubo clases en todas las escuelas y niveles educativos “a distancia” y por Internet.

En 2021, al tiempo del relevo del secretario, se agrega la iniciativa de algunos nuevos “ideólogos radicales” de la educación nacional, que anunciaron que deben cambiarse los contenidos de los libros de texto gratuito que anualmente imprime y distribuye la SEP para 25 millones de niños en todas las escuelas primarias, públicas y privadas, del país.

Cambiar el contenido de los “Libros de Texto” llega en el momento más inoportuno. Uno de los “iluminados” y promotores de esta iniciativa es el director general de Materiales Educativos de la SEP, Marx Arriaga Navarro, quien ha convocado a reformar 18 libros de primaria.

En su nombre (Marx) y su padrinazgo llevará la penitencia. Se sabe que se escuda en el nombre de la señora Beatriz Gutiérrez, esposa del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El referido Arriaga Navarro fue sinodal en su examen de doctorado, pero si hubiera alguna duda el mismo Presidente López Obrador, el lunes 5 de abril, defendió esta idea, al asegurar que “tenemos que regresar a la historia, la maestra de la vida, y al civismo y ética. Se van a modificar los contenidos, ¿cómo vamos a impartir clases con libros del periodo neoliberal?”.

El estado de Campeche, así lo decidió el Presidente de la República, será la primera entidad en volver a clases presenciales. Hay siete entidades en semáforo verde que, de igual manera, deberían ser objetivo del “Regreso a clases presenciales”. Este ciclo escolar deberá servir para poner en marcha “programas piloto” de regreso. Sería deseable que se tomen como referencia las mejores prácticas a nivel mundial, de países que tienen clases presenciales en medio de la pandemia.

Además, debería autorizarse a escuelas privadas que cumplan con todos los protocolos sanitarios y que tienen la infraestructura y capacidad organizativa para el regreso a clases de manera gradual y creciente.

Es de esperarse que ya exista claridad en el diagnóstico de la situación en cada entidad federativa, de cada nivel educativo, de los planteles y de las necesidades de los estudiantes para tener muy identificado a quienes más apoyo necesitan.

Se podría optimizar el uso de las escuelas que están en mejores condiciones para que acudan los alumnos, con todas las medidas de sanidad, inicialmente de manera escalonada y en números reducidos, a recibir orientación de sus profesores y revisar cómo van sus clases por TV.

Lo primero que debiera tener la SEP, como condición ineludible, es un diagnóstico del impacto que hasta ahora ha tenido la educación en diferentes niveles educativos en estos meses en los que se han puesto en marcha programas como “Aprende en casa”.

Habrá que conocer la evaluación respecto a métodos informáticos y sustitución de educación presencial por educación virtual o a distancia, a través de las herramientas tecnológicas, básicamente Internet y computadoras personales.

El papel que desempeñaron alrededor de 2 millones de profesores de todos los niveles educativos y cómo se dará continuidad al mecanismo de seguimiento, control y evaluación de ellos y sus alumnos.

Cómo continuarán sus cursos, contenidos y programas de estudio ahora con “Nuevos Libros de Texto” los 26 millones de alumnos de educación básica. Además de 5 millones de educación media superior, 2 millones de capacitación para el trabajo, 4 millones de educación superior y 100 mil de educación normal.

En qué condiciones se encuentran las 265 mil escuelas de todos los niveles y cómo se pueden aprovechar en el nuevo esquema.

De un gran total de 37 millones de alumnos de escuelas públicas y privadas de todos los niveles, ¿cuántos cuentan con herramientas informáticas y han podido continuar con sus programas y contenidos educativos? ¿Cuál es la verdadera cifra de “deserción” en los últimos meses? ¿Cuáles serán las consecuencias psicológicas y sociales de millones de niños y jóvenes que, por la pandemia, les cambió la vida y lo que era su convivencia diaria y cotidiana con otros estudiantes se convirtió en un aislamiento frustrante?

El retorno a la normalidad económica y educativa debe hacerse por sectores de manera gradual. Hasta ahora la opinión de los expertos en todo el mundo, incluido Bill Gates, nos lleva a concluir que la TV y la tecnología no sustituyen a la educación presencial, aun cuando se cuente con el acceso a esas herramientas, ni aún en la educación media y superior.

La economía global y nacional requiere gente mejor preparada. Si la situación económica es mala, la tendencia es pensar en términos inmediatos. Y mejorar la educación es fundamental para la economía, para crear oportunidades equitativas, pero la mejora educativa es a largo plazo.

En la crisis actual se requerirán, al menos, tres o cuatro años para encontrar cambios y alternativas que permitan a los estudiantes que lo experimenten conseguir mejores trabajos. Y si hacemos cuentas tomaría por lo menos una década, antes de ver un beneficio sustancial, aún dando por buenos algunos cambios de la “nueva” reforma educativa, incluidos los nuevos libros de texto.

La prioridad, sin duda, es el regreso a clases. La SEP y su titular, Delfina Gómez Álvarez, deberá considerar la desigualdad en la educación, pues será un factor determinante para descubrir cómo reabrir los cursos de primarias y secundarias en todos los rincones del país.

Miles de alumnos habrán pasado la pandemia a oscuras y habrán perdido el semestre o aun el año educativo por carecer de herramientas tecnológicas para acceder a sus cursos. La SEP debe contar ya con un diagnóstico confiable en materia de salud, que permita saber dónde nos encontramos. Cómo harán muchas comunidades para rastrear y conocer los efectos sobre tasas de infección y saber de qué manera pueden los alumnos estar nuevamente atendiendo sus cursos, todavía, por TV.

La maestra Gómez Álvarez y su equipo deberán resolver múltiples variables para el regreso a clases y en medio de ese gran reto introducir los “Nuevos libros de texto”.

Si no tenemos mejores expectativas para el sistema educativo, éste empeorará irremediablemente. Es un hecho que el enfoque pedagógico que se llevará a cabo hacia el futuro será un modelo híbrido, en donde esté presente tanto la educación a distancia como la educación presencial, por lo tanto se debe planear cómo fortalecer las áreas de informática y bibliotecas con ordenadores en todas las escuelas y todos los niveles educativos.

En este sentido la SEP deberá optimizar y capitalizar sus mejores experiencias en educación virtual o con uso de las Tecnologías de la Información. Es el caso del sistema de la Educación Media Superior a Distancia y el mecanismo de “Educación Dual”.

La Telesecundaria, en combinación con Internet, podría jugar un papel muy importante si se agregan contenidos, nuevos programas y se institucionaliza la educación por TV pública y privada.

Es innegable que estamos frente a un nuevo paradigma del sistema educativo nacional en su conjunto. Habrá que ver qué directrices dará a conocer la SEP para el “Regreso a clases”. Se requerirá de mucha creatividad y de la participación decidida de autoridades educativas federales y  estatales, asimismo, el compromiso de los consejos técnicos escolares, de los sindicatos, de los directores de escuelas, de profesores y alumnos de la mano de los padres de familia tanto de escuelas públicas como privadas.

Hoy, más que nunca, cobra vigencia la afirmación de Nelson Mandela: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”.

El Estado Mexicano debe seguir garantizando el “Derecho a una educación de calidad”, alineada con el Artículo 3o. Constitucional, que establece que los materiales, los LIBROS DE TEXTO, los métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa, así como los docentes y directivos conforman los principales objetos y sujetos de mejora de la educación, para garantizar el máximo logro de aprendizaje de los educandos.

John F. Kennedy sintetizó el propósito al suscribir: “La meta de la educación es el avance en el conocimiento y la diseminación de la verdad”.

** Académico y consultor.

 

Latest articles

¡Érik Tescano va por su internacionalización!

SABÁS HERNÁNDEZ   De una familia humilde de Santa Fe, pero con grandes triunfos en el fisicoculturismo nacional, Érik Fernando Tescano García representará a la CDMX...

Surge la alianza de los Premios Nacionales del Deporte: Daniel Aceves

JOSÉ VIEYRA Para fomentar la transversalidad con la salud, educación, bienestar social, economía, medioambiente y seguridad pública, en el entendido de reconocer al deporte y...

El mundo Corea a Momoland

JOSÉ VIEYRA   El dueto musical toma fuerza… y más porque el cantante mexicano Christian Nodal quiere con las chicas hermosas de Momoland, el grupo musical...

Militares roban y amenazan a trabajadores pesqueros

ILDEFONSO PEREYRA   Sin su principal herramienta de trabajo se quedó la Cooperativa de Producción Pesquera y un Agrícola de Pico del Monte, del municipio de...

Related articles

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here