¡México está en pas, pas, passsss!

Pese a que el Presidente AMLO jura y perjura que el país está en paz, los diversos hechos sangrientos contradicen al Primer Mandatario, ya que no hubo un día en que cesaran las balaceras y secuestros en contra de los candidatos a algún puesto de elección popular

0
223

POR GAEL BUENDÍA

El Poeta del Periodismo

 

Desde algún rinconcito de México a 6 de junio de 2021.

En este día de votaciones, por cierto las más sangrientas del país que se tenga memoria, el Presidente jura y perjura que México está en total calma y goza de una paz jamás vista en todas las elecciones pasadas en el país azteca.

Sin embargo, los diversos hechos sangrientos en todo el país contradicen al Primer Mandatario, ya que no hubo un día en que cesaran las balaceras y secuestros en contra de los candidatos a algún puesto de elección popular.
Incluso pueblos que en otros tiempos se vanagloriaban de ser pacíficos, hoy en día están en los noticiarios nacionales e internacionales.

Tal es el caso de Cuitzeo del Porvenir, Michoacán, en donde hubo un ataque contra una candidata a la presidencia municipal, pero los malandros se equivocaron de vehículo y mataron al esposo de dicha candidata.

Este sábado también se registró violencia electoral, pues mataron a seis funcionarios de casilla en Chiapas.

Pese a que la violencia y ejecuciones han marcado las campañas electorales, el Ejecutivo federal pregona a los cuatro vientos que en el país azteca no pasa nada y que todo está en paz.

 

SONDEO PERSONAL: CASI TODOS REPRUEBAN A AMLO

A título personal les comento, estimados lectores e internautas, que en los últimos días he visitado varios estados de la República Mexicana y he preguntado a taxistas, estilistas y vendedores de fritangas sobre el desempeño del inquilino de Palacio Nacional y el 99% coincidió en que su desempeño en el cargo ha sido un rotundo fracaso, incluso lo han tachado -además de mitómano- ser un hombre que sufre de sus facultades mentales.

Y el resto, o sea el 1% por ciento, aún cree en el proyecto de su Mesías, pero los números no mienten y hablan por sí solos… además de que en el extranjero la opinión de expertos coincide en que AMLO ha sido el peor presidente que ha tenido México.

Además, hay que destacar que las benditas redes sociales no han sido benignas con el susodicho, ya que a diario sus detractores lanzan consignas en su contra e invitan a la población votar en contra de Morena… ahora, si todo lo que se ha publicado en dichas redes se llevaran a cabo, jure usted que Morena será un mal recuerdo para los mexicanos.

 

LLEGÓ EL DÍA D PARA LA 4T: ¿RATIFICACIÓN O RECTIFICACIÓN?

Sólo nos separan algunas horas para saber el rumbo que tomará el destino de México, pero lo que sí es una realidad es que los militantes están un tanto nerviosos y jure usted que ya están coqueteando con el partido en el cual militaron por varios años y desertaron para unirse al proyecto de AMLO.

También hay que destacar que nuestros compatriotas están a la expectativa del proceso electoral, ya que de ello depende el propio bienestar de los que residimos en tierras del Tío Sam. Imagino que el lector se preguntara “¿y ellos qué?”.

Esa pregunta tiene muchas repuestas: una de ellas es que si el desempleo en México continúa y el poder adquisitivo de nuestros compatriotas sigue raquítico, no hay más que conseguirse un “part time” (trabajo extra) para solventar los gastos de nuestras familias y los de uno, ya que aquí en EU el precio de los alimentos, así como el de la gasolina, está por las nubes.

Otra de las preocupaciones de nuestros compatriotas es la inseguridad en el país azteca y uno vive con la zozobra que algún día uno de nuestros seres queridos sea alcanzado por una bala. Ese es el sentir de la mayoría de nuestros connacionales y este corresponsal se atrevió a refutar a uno de los entrevistados diciéndole: “Pero dice Andrés Manuel López Obrador que el país está en ¡PAZ!”… ¡ZAZ!, ¿tú le crees?

“Efectivamente, los demonios en México se soltaron y tienen al país con el… pas, pas, pas, pas, debido al tableteo de los cuernos de chivo… No es que sea uno mal pensado, pero quizá a eso se refería el Presidente.